Boletín en tu e-mail

Info.
Uruguay santosapostolespalotinos@gmail.com Facebook: Santos Apóstoles Palotinos
Tel : (+598) 2487 1971
Dirección : Luis A.de Herrera 2882 esq. Emilio Raña - Montevideo-Uruguay
Diciembre 2013
Mensaje del Papa Francisco (31 de diciembre 2013)

Mensaje del Papa Francisco (31 de diciembre 2013)

2013-12-31 Radio Vaticana (RV).- A las cinco de la tarde el Papa Francisco presidió en la Basílica de San Pedro las primeras vísperas de la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios, con la adoración y bendición Eucarística. Se trató de la última celebración del año 2013, en acción de gracias a Dios y para invocar a María Santísima a fin de que el nuevo año civil 2014 lo comencemos en el Nombre del Señor. Al término de la celebración el Obispo de Roma fue a la Plaza de San Pedro para detenerse en oración ante el Pesebre y saludar a los numerosos fieles y peregrinos allí reunidos. En su homilía, el Papa comenzó recordando que el apóstol Juan define el tiempo presente de modo preciso: “Ha llegado la última hora”. Y explicó que esta afirmación - que se lee en la Misa del 31 de diciembre – significa que con la llegada de Dios en la historia estamos ya en los tiempos “últimos”, después de los cuales, el paso final, será la segunda y definitiva venida de Cristo. Esta tarde, dijo el Papa al final de su homilía, concluimos el año del Señor 2013 agradeciendo y pidiendo perdón. Agradecemos por todos los beneficios que el Señor nos ha dispensado y, sobre todo, por su paciencia y fidelidad, que se manifiestan en la sucesión de los tiempos, pero de modo particular en la plenitud del tiempo, cuando “Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer”. Que la Madre de Dios, en cuyo nombre mañana iniciaremos un nuevo tramo de nuestro peregrinaje terrenal, nos enseñe a acoger al Dios hecho hombre, para que cada año, cada mes, cada día esté colmado de su eterno Amor. (María Fernanda Bernasconi – RV).

". . . El Señor acompaña siempre esta historia", el Papa en la misa de Nochebuena

". . . El Señor acompaña siempre esta historia", el Papa en la misa de Nochebuena

2013-12-26 Radio Vaticana La noche del martes en una Basílica de San Pedro repleta de fieles, el Papa Francisco celebró la primera misa de gallo de su pontificado. El Obispo de Roma empezó su homilía citando la profecía de Isaías «El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande» (Is 9,1): conmovedora, especialmente en esta Noche de Navidad. Nos conmueve, observó el Papa, porque dice la realidad de lo que somos: un pueblo en camino, y a nuestro alrededor –y también dentro de nosotros– hay tinieblas y luces. Y en esta noche, cuando el espíritu de las tinieblas cubre el mundo, se renueva el acontecimiento que siempre nos asombra y sorprende: el pueblo en camino ve una gran luz. Una luz que nos invita a reflexionar en este misterio: misterio de caminar y de ver. El Pontífice reflexionó asimismo sobre nuestra identidad como creyentes, que es la de peregrinos hacia la tierra prometida. El Señor acompaña siempre esta historia. También en nuestra historia personal se alternan momentos luminosos y oscuros, luces y sombras. Si amamos a Dios y a los hermanos, caminamos en la luz, pero si nuestro corazón se cierra, si prevalecen el orgullo, la mentira, la búsqueda del propio interés, entonces las tinieblas nos rodean por dentro y por fuera. La gracia que ha aparecido en el mundo es Jesús, nacido de María Virgen, Dios y hombre verdadero, reflexionó Francisco, notando además que Él ha venido a nuestra historia, ha compartido nuestro camino. Ha venido para librarnos de las tinieblas y darnos la luz. En Él ha aparecido la gracia, la misericordia, la ternura del Padre: Jesús es el Amor hecho carne. Los pastores fueron los primeros que vieron esta “tienda”, que recibieron el anuncio del nacimiento de Jesús. Fueron los primeros porque eran de los últimos, de los marginados. Y fueron los primeros porque estaban en vela aquella noche, guardando su rebaño. Que en esta Noche compartamos la alegría del Evangelio: Dios nos ama, nos ama tanto que nos ha dado a su Hijo como nuestro hermano, como luz para nuestras tinieblas. “No teman”, repitió Francisco a todos. “Nuestro Padre tiene paciencia con nosotros, nos ama, nos da a Jesús como guía en el camino a la tierra prometida. Él es la luz que disipa las tinieblas. Él es nuestra paz”.

MENSAJE  del  PAPA para el "DÍA  de  la  FAMILIA"

MENSAJE del PAPA para el "DÍA de la FAMILIA"

Oración del Papa Francisco a la Sagrada Familia: «Jesús, María y José, en ustedes contemplamos el esplendor del amor verdadero, a ustedes nos dirigimos con confianza. Sagrada Familia de Nazaret, haz que también nuestras familias sean lugares de comunión y cenáculos de oración, auténticas escuelas del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas. Sagrada Familia de Nazaret, que nunca más en las familias se vivan experiencias de violencia, cerrazón y división: que todo el que haya sido herido o escandalizado conozca pronto el consuelo y la sanación. Sagrada Familia de Nazaret, que el próximo Sínodo de los Obispos pueda despertar en todos la conciencia del carácter sagrado e inviolable de la familia, su belleza en el proyecto de Dios Jesús, María y José, escuchen y atiendan nuestra súplica. Amén.

Estreno de la obra del sacerdote Toño Casado en el teatro de El Recuerdo de Madrid. "33, el musical" sobre el Jesús de hoy y de siempre

Estreno de la obra del sacerdote Toño Casado en el teatro de El Recuerdo de Madrid. "33, el musical" sobre el Jesús de hoy y de siempre

El público rendido ante un espectáculo digno de los escenarios de la Gran Vía madrileña José Manuel Vidal, 29 de diciembre de 2013 a las 08:42 “33, el Musical”. La vida de Jesús como jamás te la habían contado (José M. Vidal).- ¿Puede un musical contar la vida de Jesús, sin caer en la ñoñería o en el morbo superficial? 33 lo hace. ¿Puede un musical ser moderno y tradicional a la vez? 33 lo consigue. ¿Puede un musical hacer olvidar a 'Jesucristo superstar' y hasta mejorarlo en fondo y forma? 33, el musical del sacerdote madrileño Toño Casado, entusiasmó ayer en su presentación en concierto a un público heterogéneo que abarrotaba el teatro de El Recuerdo.

Saludo de Navidad de Mons. Wirz

Saludo de Navidad de Mons. Wirz

En su mensaje navideño 2013, el Presidente de la Conferencia Episcopal Uruguaya (CEU), Mons. Rodolfo Wirz (Obispo de Maldonado), llama a la fraternidad y a superar las diferencias existentes, a ganar en humanidad, ternura, misericordia y amor.

Dios se abaja, se hace pequeño y pobre, el trato que damos a nuestros hermanos se lo damos a Jesús, reitera el Papa

Dios se abaja, se hace pequeño y pobre, el trato que damos a nuestros hermanos se lo damos a Jesús, reitera el Papa

2013-12-18 Radio Vaticana «Que en esta Navidad, el amor, la bondad y la generosidad entre todos sean un reflejo y una prolongación de la luz de Jesús, que desde la gruta de Belén ilumina nuestros corazones», deseó el Papa Francisco, alentando a pensar en especial en los pobres, los que tienen hambre, los probados por la guerra, con particular atención a los más pequeños. En la última audiencia general de este año, celebrada en la intensidad de la Novena de la Navidad, centrando su catequesis en el nacimiento de Jesús, cuando falta precisamente una semana, el Santo Padre hizo hincapié en que la Navidad es una fiesta de la confianza y de la esperanza. Recibido con grandes muestras de cariño, por los miles de peregrinos que también esta semana acudieron a la Plaza de San Pedro y que en tantos idiomas le desearon mil felicidades, también por su cumpleaños, antes de dar comienzo a su alocución, como es tradicional el Papa recorrió el recinto de la plaza y se detuvo, siempre sonriente, a saludar, acariciar y bendecir, en particular a los niños y enfermos. Incluso se detuvo para tomar un mate. «Dios se ha puesto de parte de los hombres, con su amor real y concreto. Y este amor, que enardece nuestro corazón, nos «regala» una energía espiritual que nos sostiene en medio de las luchas y fatigas de cada día», destacó el Santo Padre, añadiendo en su catequesis que «de la gozosa contemplación del misterio del Hijo de Dios hecho carne, se desprenden dos consecuencias: La primera es que, en su natividad, Dios se abaja, se hace pequeño y pobre». Por lo que «si queremos ser como Él, no podemos situarnos por encima de los demás, sino que hemos de ponernos a su servicio, ser solidarios, especialmente con los más débiles y marginados, haciéndoles sentir así la cercanía de Dios mismo». La segunda consecuencia, explicó también el Obispo de Roma es que «ya que Jesús, en su encarnación, se ha comprometido con los hombres hasta el punto de hacerse uno de nosotros, el trato que damos a nuestros hermanos o hermanas se lo estamos dando al mismo Jesús». Por lo que invitó a recordar que «quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve» (1 Jn 4,20). Y confiando a todos a la protección maternal de María, Madre de Dios y Madre nuestra, rogó asimismo para todos su amparo, lleno de alegría y de paz.

CAPILLA   SAN  PABLO  EN  ADVIENTO

CAPILLA SAN PABLO EN ADVIENTO

UNA COMUNIDAD QUE SE PROYECTA AL FUTURO El pasado sábado 14 celebramos a la hora 17 la Santa Misa y luego se hizo la apertura de la muestra de los talleres de manualidades y artesanías. También hubo venta de artículos que quedaron de la "Expo-feria palotina 2013"

“Francisco no es un Papa cómodo”

“Francisco no es un Papa cómodo”

Economista de la UCU reflexiona sobre la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium: Ec. Alberto González Ramagli "La exhortación apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco molesta porque interpela. Es imposible leerla sin sentir una voz que interroga, cuestiona y exige. Francisco no es un Papa cómodo y va a molestar mientras dure su papado: “Nuestra respuesta de amor tampoco debería entenderse como una mera suma de pequeños gestos personales dirigidos a algunos individuos necesitados, lo cual podría constituir una «caridad a la carta», una serie de acciones tendentes sólo a tranquilizar la propia conciencia.”

San Francisco de Asís hacía locuras en Navidad, cuenta el P. Cantalamessa

San Francisco de Asís hacía locuras en Navidad, cuenta el P. Cantalamessa

2013-12-20 Radio Vaticana (RV).- El Santo Padre Francisco asistió esta mañana a las 9.00 en la Capilla Redemptoris Mater del Palacio Apostólico del Vaticano a la tercera meditación de Adviento del Padre Raniero Cantalamessa. En esta ocasión el P. Cantalamessa se refirió al misterio de la Encarnación contemplado con los ojos de Francisco de Asís. En esta última medicación de Adviento el predicador abordó cuatro puntos referidos a Greccio y la institución pesebre; La Navidad y los pobres; Amar, socorrer, evangelizar a los pobres y la alegría en los cielos y en la tierra. Para Francisco de Asís, la Navidad no era sólo una ocasión para llorar sobre la pobreza de Cristo; era también la fiesta que tenía el poder de hacer estallar toda la capacidad de alegría que tenía en su corazón, y que era inmensa. En Navidad él, literalmente, hacía locuras. Y explicó que san Francisco de Asís quería que en este día los pobres y los mendicantes fueran saciados por los ricos, y que los bueyes y los asnos recibieran una ración de alimento más abundante. Mientras decía, que si pudiera hablar con el emperador, le suplicaría que emanara un edicto general, en el que se ordenara que todos los que tuvieran la posibilidad esparcieran por las calles el trigo y cereales, a fin de que en un día de tanta solemnidad los pájaros y especialmente las hermanas alondras, tuvieran comida en abundancia. El Santo de Asís, prosiguió el P. Cantalamessa, se volvía como uno de aquellos niños que están con los ojos llenos de estupor ate el pesebre. Y recordó que su biógrafo cuenta que durante la función natalicia en Greccio, cuando pronunciaba el nombre “Belén” llenaba su boca de voz y más aún de tierno afecto, produciendo un sonido semejante al balido de una oveja. Y cada vez que decía “Niño de Belén” o “Jesús”, se pasaba la lengua por los labios, casi como para gustar y conservar toda la dulzura de estas palabras. El predicador terminó recordando el villancico que expresa perfectamente los sentimientos de San Francisco ante el pesebre, lo que no sorprende, dijo, si pensamos que sus palabras y su música tienen como autor a otro santo como él, San Alfonso María de Ligorio. Escuchándolo, en el tiempo natalicio, afirmó, dejémonos conmover por su mensaje sencillo, pero esencial: “Bajas de las estrellas, oh Rey del Cielo. Y vienes en una gruta, al frío y al hielo. A ti que eres del mundo el Creador, faltan vestidos y fuego, oh mi Señor. Querido elegido niñito, cuánto esta pobreza me inspira amor para ti. Luego que el amor te hizo aún más pobre”. “Santo Padre, Venerables Padres, hermanos y hermanas, concluyó diciendo el P. Raniero Cantalamessa, ¡Feliz Navidad!”. (María Fernanda Bernasconi – RV).

Horarios de Verano

Horarios de Verano

Cambia la hora de la Misa

MENSAJE  PARA  LA  NAVIDAD  2013   de  nuestro Párroco P. Bernardo Godbarsen

MENSAJE PARA LA NAVIDAD 2013 de nuestro Párroco P. Bernardo Godbarsen

Queridos lectores y amigos: Preparando las fiestas navideñas me surgió una curiosa pregunta: ¿Por qué en el pesebre aparecen siempre un buey y un asno? En los evangelios no se les menciona. Bien, investigué la historia del pesebre y llegué a San Francisco que hizo el primer pesebre en vivo para instruir especialmente al pueblo sencillo que ni sabía leer ni escribir. Fue él el que puso el buey y el asno acompañando al Niño Jesús. Lo hizo a propósito para dar una lección a los cristianos que se estaban familiarizando con la vida de fe. En su mente tenía presente las palabras del Profeta Isaías: “El buey conoce a su dueño y el asno a su señor; pero Israel no me conoce, mi pueblo no comprende” (Is 1,3) ¡Qué verdad dice el profeta y sus palabras reflejan bien la situación de muchos cristianos de hoy! ¿Qué saben de la Navidad? o ¿Cómo viven la Navidad? Seamos sinceros, cada año se ven menos pesebres en los hogares y cada año Navidad se transforma más en una fiesta sin Dios. Se mantienen las “tradicionales fiestas”, pero están perdiendo su contenido y su sentido original. Hay que festejar y no tengo nada en contra de los arbolitos, luces, cohetes y cenas especiales entre familiares y amigos. Lo que cuesta aceptar y tolerar es el culto a “Papá Noel” producto del marketing de una empresa multinacional. Conozco bien el origen de la tradición de San Nicolás, cuya fiesta celebramos el 6 de diciembre. Él fue obispo y vestido con su traje rojo dio regalitos a los niños buenos. Iba acompañado por un hombre viejo vestido de negro quien castigó a los niños malos. De la unión de los dos personajes surgió el Papá Noel con su trineo en medio de la nieve, que visita a los niños dejándoles regalos. Aunque presenta una imagen bondadosa, me extraña que la asumimos en nuestra cultura justamente en el verano con su calor extremo. Es importado como muchas cosas, claro, tiene poco que ver con el Niño Jesús que nació en la pobreza. Aparentemente se busca borrar al Niño-Dios para promover sl “dios del consumo”. Lástima pues eso es una gran pérdida. ¿No debería ser Jesús el centro de la Navidad? ya que en este gesto de amor y solidaridad, Dios haciéndose hombre nos reviste a nosotros con su dignidad divina. ¡Qué gran misterio estamos ignorando! Sin verdadera Navidad el hombre pierde su valor, su dignidad; pues valen más las cosas, los negocios, los placeres, el tener en vez del ser. Esto se refleja bien en nuestra sociedad: En el consumo, en la pérdida de valores, en tanta violencia, en la ignorancia y falta de sentido de la vida. Es la consecuencia de no dar a Dios y a la persona el lugar que le corresponde en la vida. No soy un hombre pesimista, sino de fe y es por eso que creo en un futuro mejor, porque cuento con Dios en la Historia. Creo en el mensaje de Navidad a los pastores de Belén:”No teman porque yo vengo a anunciarles una buena noticia que será motivo de mucha alegría para el pueblo. Hoy nació para ustedes en la ciudad de David un Salvador que es Cristo el Señor” (Lc 2,10-11) En el canto “Si cada día es Navidad” expresamos este misterio, pues Dios nace “HOY” en mi, en ti y en tantas personas que se abren a su amor, que se dejan amar por Él y tratan de amarlo a pesar de sus defectos y pecados. Jesucristo es nuestro único Salvador. Más que nunca durante el año, anhelamos la salvación, la paz y la felicidad en la Nochebuena, en Navidad. Celebremos y festejemos entonces el nacimiento de nuestro Señor y Salvador para que todos podamos decir los unos a los otros: “FELIZ NAVIDAD”. Padre Bernardo

El Papa recibe a la peregrinación de Baviera que este año regaló el árbol de Navidad de la Plaza de San Pedro

El Papa recibe a la peregrinación de Baviera que este año regaló el árbol de Navidad de la Plaza de San Pedro

2013-12-13 Radio Vaticana (RV).- Este mediodía, en la Sala Clementina, el Papa Francisco recibió en audiencia a los participantes en la peregrinación de Baviera, región de Alemania que este año regaló el árbol de Navidad que luce ya en la Plaza de San Pedro. El Papa saludó cordialmente al grupo de 350 personas de la ciudad bávara de Waldmünchen, empezando por el alcalde y las demás autoridades civiles. Con afecto fraterno saludó también el Papa al obispo de Ratisbona y al obispo de Pilsen, diócesis vecina de la República Checa. “Un árbol internacional dijo bromeando el Santo Padre porque creció cerca de la frontera entre Alemania y la República Checa”. Francisco anunció que esta tarde precisamente se iluminará el majestuoso abeto que estará al lado del belén durante todas las fiestas navideñas y que será admirado por los romanos, los turistas y peregrinos de todo el mundo. “Gracias, queridos amigos, por este gran árbol y por los otros más pequeños, dispuestos en distintas salas de la Ciudad del Vaticano.