Boletín en tu e-mail

Info.
Uruguay santosapostolespalotinos@gmail.com Facebook: Santos Apóstoles Palotinos
Tel : (+598) 2487 1971 098011628
Dirección : Luis A.de Herrera 2882 esq. Emilio Raña - Montevideo-Uruguay
Enero 2020
2020: Año jubilar martirial en El Salvador

2020: Año jubilar martirial en El Salvador

Paola Calderón Gómez 0 comentarios Celam, El Salvador, Mártires, Monseñor Romero Prensa CELAM. El 2020 fue declarado como año jubilar martirial en El Salvador. Así lo decidieron los obispos de la Conferencia Episcopal al término de su Asamblea Ordinaria. Decisión que servirá para conmemorar el 40 aniversario del martirio de San Oscar Arnulfo Romero. En su mensaje los obispos recuerdan que el martirio es el mayor testimonio de la fe, porque al entregar la vida para que otros tengan vida se reproduce fielmente a Jesucristo. «Queremos hoy escuchar la voz de ellos y a la vez hacer eco a esa voz«; es la aspiración de la Iglesia salvadoreña. Recordar el testimonio de los mártires que no temieron defender los derechos de los más necesitados, alzando su voz en contra de los opresores que abusando de su condición privilegiada, lideraron mecanismos para explotar a la gente en diferentes momentos de la historia del país. Un año para recordar y conmemorar Durante el presente año se adelantarán una serie de actividades para conmemorar a los mártires de El Salvador, que busca recordar el testimonio de cada uno de ellos. – 12 de marzo: 43 Aniversario del Padre Rutilio Grande – 24 de marzo: 40 Aniversario del martirio de San Oscar Arnulfo Romero. – 14 de junio: 40 Aniversario del Padre Cosme Spessotto – 31 de julio, 1 y 2 de agosto: Gran peregrinación a Ciudad Barros, cuna de San Oscar Romero – Noviembre: 50 aniversario del martirio del Padre Nicolás Antonio Rodríguez – Diciembre: 40 Aniversario de las Hermanas Misioneras de Norte América. Igualmente se conmemorará el 40 aniversario de la masacre de Río Sumpul, Chalatenango, ocurrida el 14 de mayo de 1980.

Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2020

Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2020

“Para que puedas contar y grabar en la memoria. La vida se hace historia”: se dio a conocer el tema del Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2020 En la memoria litúrgica de San Francisco de Sales, Obispo y Doctor de la Iglesia, fundador de la Orden de la Visitación y patrono de la prensa católica, se hizo público, como todos los años, el tradicional Mensaje del Santo Padre con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. En esta ocasión se titula: “Para que puedas contar y grabar en la memoria. La vida se hace historia” Ciudad del Vaticano El Papa Francisco dedica su Mensaje de este año con motivo de la LIV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales al tema de la narración, puesto que – como él mismo explica – “para no perdernos necesitamos respirar la verdad de las buenas historias: historias que construyan, no que destruyan; historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos”. A lo largo de cinco puntos el Pontífice explica la importancia de los relatos que deben estar a la altura de la humanidad a la que Jesús la elevó, puesto que “toda historia humana tiene una dignidad que no puede suprimirse”. Y añade que “no hay historias humanas insignificantes o pequeñas”, porque “después de que Dios se hizo historia, toda historia humana es, de alguna manera, historia divina”. Tejer historias Teniendo en cuenta que “el hombre es un ser narrador”, el Papa recuerda que “los relatos nos enseñan; plasman nuestras convicciones y nuestros comportamientos; nos pueden ayudar a entender y a decir quiénes somos”. Sí, porque como escribe: “El hombre no es solamente el único ser que necesita vestirse para cubrir su vulnerabilidad, sino que también es el único ser que necesita ‘revestirse’ de historias para custodiar su propia vida”. Y, de hecho, “sumergiéndonos en las historias” – escribe Francisco – “podemos encontrar motivaciones heroicas para enfrentar los retos de la vida”. A lo que añade: “El hombre es un ser narrador porque es un ser en realización, que se descubre y se enriquece en las tramas de sus días. Pero, desde el principio, nuestro relato se ve amenazado: en la historia serpentea el mal” No todas las historias son buenas Naturalmente Francisco sabe que no todas las historias son buenas. De hecho muchas “nos narcotizan” – escribe – “convenciéndonos de que necesitamos continuamente tener, poseer, consumir para ser felices”. Y añade que “casi no nos damos cuenta de cómo nos volvemos ávidos de chismes y de habladurías, de cuánta violencia y falsedad consumimos”. A lo que pone de manifiesto que “en lugar de relatos constructivos, que son un aglutinante de los lazos sociales y del tejido cultural, se fabrican historias destructivas y provocadoras, que desgastan y rompen los hilos frágiles de la convivencia”. “Recopilando información no contrastada, repitiendo discursos triviales y falsamente persuasivos, hostigando con proclamas de odio, no se teje la historia humana, sino que se despoja al hombre de la dignidad” Por otra parte, el Pontífice al referir que en nuestra época, “en la que la falsificación es cada vez más sofisticada y alcanza niveles exponenciales” (el deepfake), “necesitamos sabiduría para recibir y crear relatos bellos, verdaderos y buenos”. “Necesitamos valor para rechazar los que son falsos y malvados. Necesitamos paciencia y discernimiento para redescubrir historias que nos ayuden a no perder el hilo entre las muchas laceraciones de hoy; historias que saquen a la luz la verdad de lo que somos, incluso en la heroicidad ignorada de la vida cotidiana” La Historia de las historias Tras reafirmar que la Sagrada Escritura “es una Historia de historias”. Francisco escribe que “a través de su narración Dios llama a las cosas a la vida y, como colofón, crea al hombre y a la mujer como sus interlocutores libres, generadores de historia junto a Él”. Y recuerda que “no nacemos realizados, sino que necesitamos constantemente ser ‘tejidos’ y ‘bordados’”; porque “la vida nos fue dada para invitarnos a seguir tejiendo esa ‘obra admirable’ que somos”. Y en este sentido, el Pontífice destaca que la Biblia “es la gran historia de amor entre Dios y la humanidad”, en cuyo centro está Jesús, dado que “su historia lleva al cumplimiento el amor de Dios por el hombre y, al mismo tiempo, la historia de amor del hombre por Dios”. Por otra parte, al recordar que el título de este Mensaje está tomado del libro del Éxodo, que constituye un relato fundamental, en el que Dios interviene en la historia de su pueblo, el Santo Padre agrega textualmente: “De hecho, cuando los hijos de Israel estaban esclavizados clamaron a Dios, Él los escuchó y rememoró: ‘Dios se acordó de su alianza con Abrahán, Isaac y Jacob’ (…). De la memoria de Dios brota la liberación de la opresión, que tiene lugar a través de signos y prodigios” El Dios de la vida se comunica contando la vida El Papa Francisco no deja de recordar que Jesús hablaba de Dios no con razonamientos abstractos, sino con parábolas y narraciones breves, tomadas de la vida cotidiana. Y explica que de este modo “para el que la escucha, la historia se hace vida: esa narración entra en la vida de quien la escucha y la transforma”. Por esta razón no es causal que “también los Evangelios sean relatos”, dado que mientras nos informan sobre Jesús, nos “performan” y conforman a Él: “El Evangelio de Juan nos dice que el Narrador por excelencia – el Verbo, la Palabra – se hizo narración: ‘El Hijo único, que está en el seno del Padre, Él lo ha contado’” En punto de su Mensaje el Santo Padre escribe que ha querido utilizar el término “contado” porque en lengua original puede traducirse como “revelado” o “contado”. “Dios se ha entretejido personalmente en nuestra humanidad, dándonos así una nueva forma de tejer nuestras historias” Una historia que se renueva El Papa Francisco recuerda que “la historia de Cristo no es patrimonio del pasado”, sino que “es nuestra historia, siempre actual”. Además “nos dice que no hay historias humanas insignificantes o pequeñas”, porque “después de que Dios se hizo historia, toda historia humana es, de alguna manera, historia divina”. “En la historia de cada hombre, el Padre vuelve a ver la historia de su Hijo que bajó a la tierra. Toda historia humana tiene una dignidad que no puede suprimirse” El Pontífice escribe que “re-cordar significa efectivamente llevar al corazón, ‘escribir’ en el corazón. Por obra del Espíritu Santo cada historia, incluso la más olvidada, incluso la que parece estar escrita con los renglones más torcidos, puede volverse inspirada, puede renacer como una obra maestra, convirtiéndose en un apéndice del Evangelio”. Como las Confesiones de Agustín. Como El Relato del Peregrino de Ignacio. Como la Historia de un alma de Teresita del Niño Jesús. Como Los Novios, como Los Hermanos Karamazov. Como tantas innumerables historias que han escenificado admirablemente el encuentro entre la libertad de Dios y la del hombre. Cada uno de nosotros conoce diferentes historias que huelen a Evangelio, que han dado testimonio del Amor que transforma la vida. Estas historias requieren que se las comparta, se las cuente y se las haga vivir en todas las épocas, con todos los lenguajes y por todos los medios. Una historia que nos renueva Hacia el final de su Mensaje el Papa escribe que “en todo gran relato entra en juego el nuestro”, dado que al leer la Escritura, las historias de los santos, y también otros textos que han sabido leer el alma del hombre y sacar a la luz su belleza, el “Espíritu Santo es libre de escribir en nuestro corazón, renovando en nosotros la memoria de lo que somos a los ojos de Dios”. Cuando rememoramos el amor que nos creó y nos salvó, cuando ponemos amor en nuestras historias diarias, cuando tejemos de misericordia las tramas de nuestros días, entonces pasamos página. Ya no estamos anudados a los recuerdos y a las tristezas, enlazados a una memoria enferma que nos aprisiona el corazón, sino que abriéndonos a los demás, nos abrimos a la visión misma del Narrador. Contarle a Dios nuestra historia nunca es inútil; aunque la crónica de los acontecimientos permanezca inalterada, cambian el sentido y la perspectiva. Contarse al Señor es entrar en su mirada de amor compasivo hacia nosotros y hacia los demás. A Él podemos narrarle las historias que vivimos, llevarle a las personas, confiarle las situaciones. Con Él podemos anudar el tejido de la vida, remendando los rotos y los jirones. ¡Cuánto lo necesitamos todos! “Nadie es un extra en el escenario del mundo y la historia de cada uno está abierta a la posibilidad de cambiar. Incluso cuando contamos el mal podemos aprender a dejar espacio a la redención, podemos reconocer en medio del mal el dinamismo del bien y hacerle sitio” No se trata, pues, de seguir la lógica del storytelling, ni de hacer o hacerse publicidad, sino de rememorar lo que somos a los ojos de Dios, de dar testimonio de lo que el Espíritu escribe en los corazones, de revelar a cada uno que su historia contiene obras maravillosas. El Papa concluye su mensaje invitando a encomendarse a esa mujer “que tejió la humanidad de Dios en su seno” y, tal como dice el Evangelio, “entretejió todo lo que le sucedía”. Y lo hace con una oración en la que pide ayuda “a aquella que supo deshacer los nudos de la vida con la fuerza suave del amor”: Oh María, mujer y madre, tú tejiste en tu seno la Palabra divina, tú narraste con tu vida las obras magníficas de Dios. Escucha nuestras historias, guárdalas en tu corazón y haz tuyas esas historias que nadie quiere escuchar. Enséñanos a reconocer el hilo bueno que guía la historia. Mira el cúmulo de nudos en que se ha enredado nuestra vida, paralizando nuestra memoria. Tus manos delicadas pueden deshacer cualquier nudo. Mujer del Espíritu, madre de la confianza, inspíranos también a nosotros. Ayúdanos a construir historias de paz, historias de futuro. Y muéstranos el camino para recorrerlas juntos.

Celebró su pascua Mons. FERNANDO  GIL

Celebró su pascua Mons. FERNANDO GIL

En la tarde del viernes 17 de enero falleció, a los 66 años de edad, Mons. Fernando Miguel Gil Eisner, Obispo de Salto. El deceso de Mons. Gil se produjo como consecuencia de una enfermedad terminal que le fuera diagnosticada durante 2019. Mons. Gil nació en Montevideo el 8 de mayo de 1953. Desde su adolescencia residió en Argentina, siendo ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1983, en la Diócesis de Morón (gran Buenos Aires). El 24 de julio de 2018, el Papa Francisco lo nombró Obispo de la Diócesis de Salto. Fue ordenado y tomó posesión de la Diócesis el Domingo 23 de setiembre de 2018, en la Catedral San Juan Bautista de Salto. En la Conferencia Episcopal del Uruguay desde abril de 2019 era Presidente del Departamento de Catequesis y miembro de la Comisión episcopal para el Seminario Interdiocesano. Durante su primer año de episcopado Mons. Gil publicó una Carta Pastoral dedicada a “Los cien años de la llegada del primer Obispo Monseñor Gregorio Camacho a la Diócesis de Salto”. En esa Carta Pastoral, fechada el 12 de julio, el Pastor hizo memoria de la creación de esa jurisdicción eclesiástica, de la llegada de su primer obispo a la misma, los desafíos que este afrontó y destacó los cauces en los que encaminó sus acciones pastorales Pese a su delicado estado de salud, el 30 de setiembre del pasado año el Obispo presidió la celebración del centenario de la llegada del primer obispo a la Diócesis junto a las comunidades de Artigas, Salto, Paysandú y Río Negro. Damos gracias al Señor por este pastor que le regaló a la Diócesis de Salto, le encomendamos su alma y le pedimos paz y consuelo para todos sus seres queridos y los miembros de sus comunidades que prontamente se encariñaron con este obispo sencillo, cercano y servicial .

El Papa sobre la crisis Irán-USA: diálogo y respeto por la legalidad internacional

El Papa sobre la crisis Irán-USA: diálogo y respeto por la legalidad internacional

En su discurso ante el Cuerpo Diplomático, Francisco reafirma una mirada de esperanza incluso al afrontar esos dramas que atraviesa el mundo. Cita los muchos conflictos, incluidos los olvidados, pero también recuerda los abusos contra los menores, la violencia contra las mujeres y el sentido de solidaridad en Europa. Debora Donnini – Ciudad del Vaticano Es con esperanza que el Papa nos pide entrar en el tiempo que se acerca. Dirigiéndose al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede con ocasión del tradicional intercambio de saludos por el nuevo año, subraya desde el principio que, aunque la esperanza exige "realismo" y que se "llamen a los problemas por su nombre", incluso si "el año nuevo no parece estar lleno de signos alentadores, sino más bien con una intensificación de tensiones y violencia ", no se puede dejar de esperar. Francisco renueva su llamamiento para que la tensión entre Irán y Estados Unidos no se deteriore más, pidiendo diálogo y respeto por la legalidad internacional. Todo el discurso se desarrolla recorriendo los viajes apostólicos realizados en 2019, una oportunidad para fomentar el diálogo a nivel político y religioso, teniendo en cuenta que el objetivo del compromiso diplomático de la Santa Sede es la paz y el desarrollo humano integral.

El Papa en Santa Marta: no al espíritu del mundo, nos lleva a la corrupción

El Papa en Santa Marta: no al espíritu del mundo, nos lleva a la corrupción

El Papa Francisco reanuda las Misas matutinas en la Casa Santa Marta y recuerda, con San Juan Apóstol, que el Espíritu Santo "es la garantía de que Dios permanece en nosotros". Alessandro Di Bussolo – Ciudad del Vaticano

Ángelus  del  domingo  5  de enero, 2020

Ángelus del domingo 5 de enero, 2020

El Evangelio de Cristo no es una fábula, un mito o un relato edificante Lo dijo el Papa a la hora del Ángelus del primer domingo del año en que explicó lo que nos dice la liturgia del día al contemplar el signo admirable del Pesebre, a saber, "que es la plena revelación del designio de Dios sobre el hombre y sobre el mundo”. Y agregó que estamos predestinados a ser hijos de Dios por obra de Jesucristo Ciudad del Vaticano “El Hijo eterno se hizo carne para introducirnos en su relación filial con el Padre”. Antes de rezar el Ángelus del primer domingo del año nuevo, el Santo Padre destacó que en la segunda semana del tiempo de Navidad las lecturas bíblicas ayudan a ampliar nuestra mirada, para tener plena conciencia del significado del nacimiento de Jesús. Y explicó que el Prólogo de San Juan, muestra que el Verbo, la Palabra eterna y creadora, es el Hijo unigénito de Dios. Jesús no es una criatura, sino una Persona divina El Papa Francisco añadió que “Él no es una criatura, sino una Persona divina”. Ahora, en cambio – prosiguió – “la novedad sorprendente es que precisamente este Verbo eterno se hizo carne". Es decir que “no sólo vino a morar entre el pueblo, sino que se convirtió en uno del pueblo”. Y agregó que tras este acontecimiento, “para orientar nuestra vida, no tenemos más sólo una ley, una institución, sino a una Persona divina, Jesús nos orienta la vida, nos hace recorrer el camino porque Él lo ha hecho primero”.

Comunicado sobre consulta de archivos de la Santa Sede y la CEU con referencia a detenidos desaparecidos (1968-1985)

Comunicado sobre consulta de archivos de la Santa Sede y la CEU con referencia a detenidos desaparecidos (1968-1985)

En nuestro país se vienen realizando esfuerzos por esclarecer la situación de los detenidos desaparecidos y dar una respuesta ética y adecuada a sus familiares. Como Iglesia nos sentimos comprometidos en esta búsqueda y compartimos el dolor de quienes no tienen respuesta ante la desaparición forzada de sus seres queridos. El año pasado establecimos, de acuerdo con la Conferencia Episcopal Argentina, un mecanismo para la consulta de archivos que tuvieran relación con uruguayos detenidos desaparecidos en el vecino país. En carta fechada el 14 de noviembre del presente año, el Secretario de Estado de Su Santidad, el Papa Francisco, nos ha comunicado que el estudio y clasificación de los materiales contenidos en los archivos del Vaticano relativos a este tema ha finalizado. Previamente se realizó, también por personal enviado por la Santa Sede, un estudio en los archivos de la Conferencia Episcopal del Uruguay. Aunque en dicho estudio no se encontraron datos significativos, igualmente se ha considerado importante que formen parte del material pasible de consulta. La Santa Sede, de común acuerdo con la Cancillería del Gobierno de nuestro país, pone ahora a disposición la consulta del material recabado en ambos archivos. Para ello se seguirá el Protocolo que adjuntamos a este comunicado. Este Protocolo es muy similar al que se utiliza en Argentina y fue proporcionado por la Secretaría de Estado del Vaticano. Los Obispos del Uruguay reafirmamos una vez más nuestro compromiso de colaborar en todo lo posible, para que los familiares de los detenidos desaparecidos encuentren consuelo y respuesta a sus justas aspiraciones. Montevideo, 3 de enero de 2020 + Arturo Fajardo Obispo de San José de Mayo Presidente de la CEU Cardenal Daniel Sturla Arzobispo de Montevideo +Carlos Collazzi Obispo de Mercedes Vicepresidente de la CEU +Milton Tróccoli Obispo de Maldonado Secretario General de la CEU

El Nuncio en Irán sobre la crisis con EEUU

El Nuncio en Irán sobre la crisis con EEUU

El Papa reza, hay preocupación Entrevistado telefónicamente por Vatican News, Monseñor Leo Boccardi describe desde Teherán la situación de tensión y protestas provocadas por el asesinato del general Solemaini después del ataque estadounidense: "las armas de la negociación y la justicia deben ser utilizadas". Amedeo Lomonaco - Ciudad del Vaticano La escalada de disputas entre Washington y Teherán, tras la muerte de una de las figuras clave del sistema iraní, el general Qassem Soleimani, que fue víctima de un ataque aéreo americano; suscita la aprensión de la Santa Sede, que sigue de cerca con el Papa Francisco la evolución de la situación y reza por la paz. Hablamos sobre esto con el Nuncio Apostólico en Irán, Monseñor Leo Boccardi: "El Papa fue informado de lo que está sucediendo en estas horas en toda la región y también en Irán, después del asesinato del general Solemaini. Todo esto crea preocupación y nos muestra lo difícil que es construir y creer en la paz", explica el Nuncio, subrayando que la buena política está al servicio de la paz, y que por tanto toda la comunidad internacional debe ponerse al servicio de la paz, no sólo en la región sino en el mundo entero. "Ciertamente, hay mucha tensión en Irán en este momento. Se han originado manifestaciones en las que, tras la incredulidad, ha habido violencia, dolor y protestas", añade Monseñor Boccardi. -Una situación muy difícil y muy delicada. ¿Qué es importante en este momento? El llamamiento es a bajar la tensión, convocar a todos a la negociación y a creer en el diálogo sabiendo, como siempre nos ha enseñado la historia, que la guerra y las armas no son la solución a los problemas que afligen al mundo de hoy. Debemos creer en la negociación. Debemos creer en el diálogo. Debemos renunciar al conflicto y fortalecernos con las otras "armas" de la justicia y la buena voluntad. -Para usar estas "armas" de justicia y buena voluntad, ¿qué hace falta? Debemos seguir haciendo todos los esfuerzos posibles para llamar la atención de la comunidad internacional sobre la situación en el Oriente Medio. Una situación que debe ser resuelta y todos deben ser llamados a la responsabilidad directa que tenemos. "Pacta sunt servanda", dice una importante regla de la diplomacia. Y las reglas de la ley deben ser respetadas por todos.