Boletín en tu e-mail

Info.
Uruguay santosapostolespalotinos@gmail.com Facebook: Santos Apóstoles Palotinos
Tel : (+598) 2487 1971
Dirección : Luis A.de Herrera 2882 esq. Emilio Raña - Montevideo-Uruguay

Papa Francisco en Santa Marta (Vatican News)

Las homilías del Papa durante las Misas en Santa Marta del 2018
Este año el Santo Padre pronunció unas noventa homilías durante las Misas celebradas en Santa Marta: meditaciones intensas para vivir una fe cristiana auténtica, centrada en el encuentro vivo con Jesús y en el amor concreto a los demás


Sergio Centofanti – Ciudad del Vaticano

Homilías breves, vivas, siempre gestuales y espontáneas: son las meditaciones matutinas de Francisco en la Capilla de la Casa de Santa Marta. Este año pronunció ochenta y nueve. Son reflexiones que tienen como centro el primer anuncio, el “kerygma”: “Jesucristo te ama, dio su vida para salvarte, y ahora está vivo a tu lado cada día, para iluminarte, para fortalecerte, para liberarte” (Evangelii gaudium, 164).

Palabras que encienden los corazones
Francisco sabe decir palabras que encienden los corazones, con un lenguaje vivaz y expresivo, y a veces cortante, para alentar a madurar en la vida cristiana. Las homilías de Santa Marta contienen tres elementos: una idea, un sentimiento y una imagen, en el contexto de una predicación positiva que siempre ofrece esperanza, incluso cuando los tonos se vuelven más duros. Esa dureza de la que también se servía Jesús para sacudir sobre todo a quien se consideraba justo o rechazaba su amor y su salvación.

El examen final es sobre el amor
Este año el Papa aludió varias veces a situaciones de actualidad, del mundo y de la Iglesia, pero el mensaje recurrente es escatológico, la expectativa del encuentro con Jesús, el examen final sobre lo que Francisco llama el “protocolo” de Mateo 25: “Tuve hambre, y me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; era forastero, y me acogieron; estaba desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; en la cárcel, y vinieron a verme”. En el ocaso de nuestra vida seremos juzgados según el amor concreto que hemos vivido en la tierra. Hoy ya conocemos las preguntas de aquel examen crucial.

Los cristianos son los que pagan por los demás, como Jesús
Una homilía sobre todas se destaca desde este punto de vista, y es la del pasado 8 de octubre, en la que el Papa comentó la parábola del Buen Samaritano: aquí – dijo – está contenido todo el Evangelio. Un Doctor de la Ley pregunta a Jesús: “¿Quién es mi próximo?”. Es una pregunta con trampa y de auto justificación. El Señor habla del hombre herido por los brigantes: un sacerdote y un levita, dos hombres estimados en la administración del culto y el conocimiento de la Ley, lo encuentran y pasan de lado. Son dos “funcionarios” de la fe – explicó el Papa – que tal vez se digan: “Por el camino rezaré por él, pero a mí no me toca. Es más, si yo fuera allí y tocara aquella sangre, quedaría impuro”. Pero un samaritano, es decir “un pecador, un excomulgado”, se detiene, se ocupa de él: era el más pecador, y sin embargo tiene compasión de aquel hombre herido. Deja de lado sus programas, se ensucia las manos y la vestimenta con la sangre, y cura las heridas del hombre con aceite y vino, lo lleva a un albergue y le da al dueño dos denarios, diciendo: “Ocúpate de él; lo que gastarás de más te lo pagaré a mi regreso”. He aquí la síntesis del Evangelio, comentó Francisco: que los cristianos estén abiertos a las sorpresas de Dios, que sepan cambiar sus programas y “como Jesús”, que paguen por los demás.

Pecadores y corruptos
Jesús tenía palabras fuertes contra la hipocresía de los fariseos, de los escribas y de los saduceos, personas que se consideraban mejores, expertos de la Ley, y juzgaban, poniendo pesos sobre los demás sin mover un dedo. De este modo, el Santo Padre con frecuencia amonesta a los llamados vecinos, aquellos que piensan que están en regla, pero que no se interesan por los demás, y después están aquellos que tienen una doble vida, sobre todo si son “pastores”. Define “corruptos” a cuantos se sienten justos y no tienen necesidad de convertirse continuamente. En cambio, el cristiano sabe que es un pecador necesitado de conversión y de la misericordia de Dios, y por esta razón es misericordioso con los demás.

El Evangelio incomoda
Jesús nos exhorta: “No quien me dice ‘Señor, Señor’ entrará en el Reino de los Cielos, sino aquel que cumple la voluntad del Padre”. De este modo, el Papa nos invita a ser cristianos de acción, “del hacer y no del decir” y basta: cristianos de gestos concretos, no cristianos maquillados. Ciertamente, el pobre importuna: “toca” nuestros bolsillos, el enfermo nos puede contagiar, el extranjero nos obliga a abrir la mente y el corazón a quien es diverso, el encarcelado nos implica en una realidad que no querremos tocar. El Evangelio filtrado por nuestro egoísmo y por nuestros esquemas ideológicos nos serena, nos deja cómodos en nuestras posiciones. El Evangelio verdadero nos escandaliza, nos pone en crisis, nos incomoda, nos mueve “del yo al tú”.

Atentos al diablo
Francisco invita a pasar de “la lógica del mundo” a “la de Dios”, porque es fácil vivir un cristianismo tibio y mundanizado sin darse cuenta. Exhorta al valor de una oración insistente que osa dirigirse al Señor con confianza, mirando a Cristo crucificado en los momentos difíciles. Llama a permanecer unidos a Jesús y a los hermanos para no caer en las tentaciones del diablo que engaña y dice mentiras para dividir, usando a los hipócritas. El Papa en sus homilías alerta con frecuencia ante la presencia de Satanás, el gran acusador: la vocación del demonio – dice – es destruir la obra de Dios.

Enamorados de Jesús
La palabra clave para no equivocarnos en nuestro camino de fe – explica el Papa – es estar “enamorados” del Señor y en Él inspirar nuestras acciones. Es un equilibrio entre “contemplación y servicio”, el ora et labora de San Benito, rehuyendo de “la religión del ajetreo”, que no sabe detenerse para estar con Jesús, y del “intimismo” que jamás desemboca en el servicio concreto del amor. La verdadera contemplación no es “no hacer nada”, sino “detenernos a mirar al Señor” que toca el corazón e inspira nuestras acciones.

La esperanza del encuentro definitivo
El Papa Francisco recuerda que el Espíritu Santo nos permite vivir esta vida con alegría, con la esperanza de encontrar al Señor: “La esperanza es concreta, es de todos los días porque es un encuentro Y cada vez que encontramos a Jesús en la Eucaristía, en la oración, en el Evangelio, en los pobres, en la vida comunitaria, damos un paso más hacia este encuentro definitivo. La sabiduría de saber alegrarse por los pequeños encuentros de la vida con Jesús, preparando aquel encuentro definitivo”.


31 diciembre 2018, 16:09

Tópicos :
Papa Francisco en Santa Marta (Vatican News)
El Papa delinea los “criterios evangélicos” para una teología de la acogida

El Papa delinea los “criterios evangélicos” para una teología de la acogida

“En un contexto como el del Mediterráneo la teología más adecuada para vivir y obrar es una teología de la acogida”. Discurso del Santo Padre en el Encuentro de la Pontificia Facultad Teológica de Ita...

El Papa: decir las cosas con "projimidad", la ternura es el lenguaje de Dios

El Papa: decir las cosas con "projimidad", la ternura es el lenguaje de Dios

Con ocasión de la iJornada tuitera de formación que tuvo lugar el jueves por la tarde por convocación de iMisión, el Papa Francisco se sumó a la iniciativa con un video mensaje en el que animó a los t...

El Departamento de Liturgia de la CEU reunió a su Mesa Nacional

El Departamento de Liturgia de la CEU reunió a su Mesa Nacional

El Departamento de Liturgia de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU), en su nueva etapa, reunió por primera vez su Mesa Nacional el jueves 6 de junio. En la reunión, que tuvo lugar en la sede de ...

El CELAM considera la posibilidad de una VI Conferencia General del Episcopado Latinoamericano

El CELAM considera la posibilidad de una VI Conferencia General del Episcopado Latinoamericano

22 de Mayo de 2019 Por: Óscar Elizalde Prada | VidaNuevaDigital.com Al cierre de la 37ª Asamblea General del Consejo Episcopal Latinoamericano(CELAM), que concluyó en Tegucigalpa el sábado 18 de m...